Sedes realizó simulacro de atención a pasajeros con COVID-19 en terminal de buses

El Servicio Departamental de Salud (Sedes), el Gobierno Municipal de Cercado y la Administración de la Terminal de Buses, realizaron un simulacro de atención a pasajeros que podrían ser detectados con COVID-19, esto con la finalidad de generar conciencia en la población para que siga tomando los cuidados de bioseguridad y evitar el aumento de contagios en el departamento de Tarija.

El director del Sedes, Álvaro Justiniano, en la oportunidad también brindó un informe de la situación epidemiológica de contagios y vacunación en Tarija, siendo los municipios con mayor tasa de letalidad: Yacuiba, con el 3,42%; Villa Montes con 3,16% y Cercado, con 2,64%, cuando la tasa de letalidad a nivel nacional es de 3,5%.

“Hemos realizado este simulacro sobre la atención a un paciente con COVID, pero además también para motivar y concientizar a la población en cuanto significa la necesidad de que las personas estén vacunadas, entonces hay la posibilidad de que las personas presenten su certificado de vacunación y si no fuera así, pueden hacerse una prueba de antígeno nasal aquí en la misma terminal”, explicó.

En cuanto a la vacunación y la evaluación diaria de la Sala Situacional del Servicio de Salud y el equipo de epidemiología, reporta 74% de vacunados con primera dosis y 65% en segunda dosis de personas mayores de 18 años, en el caso de los menores de edad, se tiene un 17% en primera dosis y 7% en segunda.

Con relación al pedido de la Dirección del Hospital Regional San Juan de Dios, para que se habiliten otros hospitales y reciban a pacientes de terapia intensiva con el objetivo de no colapsar más el principal nosocomio de Tarija, Justiniano indicó que esos hospitales deben empezar a atender a los pacientes que sean transferidos, de acuerdo a las necesidades existentes.

“Es importante que las provincias traten de cumplir con las medidas de bioseguridad, cumplir con la vacunación, los hospitales en Bermejo, Villa Montes y Yacuiba tienen la capacidad para atender a los pacientes de terapia intermedia y si hay complicaciones pueden montar terapia intensiva, pero obviamente a la cantidad o número de camas, siempre hay escases y la atención especializada”.

El jefe de Epidemiología del Sedes, Juan José Villena, explicó que los pacientes vacunados y que ingresaron a Terapia Intensiva en el Hospital Regional San Juan de Dios, en el caso de dos infectados, recibieron la vacuna Sinopharm, sin embargo, son personas adulto mayores y con enfermedades de base, lo que llegó a complicar su situación de salud.

“La vacuna es un escudo con contra esta enfermedad, pero no evita las infecciones, previene contra la forma grave del COVID, pero en algunos casos no es efectiva al 100%, entonces esto puede generar que personas con patologías de base puedan llegar a terapia intensiva y también hay que tomar en cuenta el tiempo de vacunación, porque los niveles de anticuerpos comienzan a bajar a los seis meses”.

En ese sentido, Villena dijo que es importante que las personas reciban la tercera dosis de refuerzo y sigan cumpliendo de manera indefinida las medidas de bioseguridad, lo que reducirá en gran porcentaje el contagio de COVID-19, especialmente en personas con enfermedades de base, de edad avanzada o en condiciones de riesgo, quienes deberían estar aisladas en sus domicilios.