El presidente Luis Arce Catacora afirma que las proyecciones del Banco Mundial sobre el crecimiento de la economía boliviana son meras especulaciones

El presidente Luis Arce Catacora afirmó que las proyecciones del Banco Mundial (BM) sobre el crecimiento económico de Bolivia son meras especulaciones y que desilusionará al organismo internacional porque el país crecerá a un ritmo superior al 5% porque la reactivación de la economía está en marcha.

“Vemos en los medios de comunicación una noticia donde dice que el Banco Mundial nos da apenas tres y 3,5% de crecimiento y, como sucedió en el pasado cuando yo era Ministro de Economía, hermanos, voy a lamentar decepcionar al Banco Mundial porque nosotros vamos a sobrepasar el 5% de crecimiento este año, siempre hemos decepcionado las estadísticas y las proyecciones del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial “, dijo en el acto de entrega de una Planta Industrializadora de Quinua en Soracachi, Oruro.

Ejemplificó que la reconstrucción y reactivación está en marcha porque el país demostró, a lo largo de los años, que tiene una gran fuerza productiva, de incrementar la producción año que pasa y de impulsar con su trabajo el crecimiento de la economía.

“Yo confío más en el carácter productivo, en la fuerza productiva que tenemos los bolivianos, antes que en sus meras especulaciones estadísticas de esos organismos. Siempre hemos producido más, siempre hemos crecido más de lo que nos han dicho y está en nosotros, no depende de nadie más que de nosotros mismos, de aumentar la producción, de hacer crecer la economía”, mencionó el Jefe de Estado.

El Banco Mundial proyecta un crecimiento económico del 3,5% para Bolivia este año, por encima de otros países de Sudamérica como Argentina, Brasil, Chile, Ecuador y otros. Sin embargo, las proyecciones del organismo están por debajo de las realizadas por el Gobierno nacional que prevé una tasa de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) del 5,1%.

El organismo publicó su informe bianual «Perspectivas Económicas Globales», en el cual estima que tras una caída del -8,8% en 2020, Bolivia creció 5,5% en 2021, crecerá un 3,5% este año y mientras que para 2023 proyectó un 2,7%. El panorama no es muy alentador para la región porque el organismo prevé que América Latina crecerá este año a una tasa de solo el 2,6% y un 2,7 % en 2023.

El Presupuesto General del Estado (PGE) 2022 del país proyecta una tasa de crecimiento del Producto Interno Bruto de 5,1%, una tasa de inflación de 3,4% y una inversión pública con énfasis en el sector productivo que alcanza a $us 5.015 millones.